Ultrasonidos en Fisioterapia: Todos sus beneficios


Los ultrasonidos en Fisioterapia es un aparato médico. Ha sido utilizado por los fisioterapeutas de Zaragoza desde los años 90 hasta el día de hoy. SU longevidad se debe a los numerosos beneficios que produce.

Este instrumento aplica una corriente a través de su cabezal. Debe colocarse directamente sobre la piel utilizando un gel conductor.



¿Qué beneficios produce los ultrasonidos?

  • Mayor rapidez de regeneración.
  • Relajación del tejido muscular.
  • Aumento de la vasodilatación local y periférica.
  • Disminución de la fibrosis en el proceso de cicatrización.

En fisioterapia, gracias a los ultrasonidos se aumenta la circulación del tejido donde se aplica. Esto conlleva un mayor aporte de nutrientes y oxígeno a las celulas.

Por tanto, se produce una desinflamación y menor irritación de la lesión. Incluso, según varios estudios en Zaragoza, se ha demostrado su eficacia frente a las fracturas óseas.

Permite aumentar su velocidad de consolidación. Además, la intensidad de los ultrasonidos se puede regular para ajustarlo a la tolerancia del paciente y de la lesión.

Cuanto mayor intensidad de los ultrasonidos, mayor será la descomposición de la fibrosis cicatrizal. Dentro de por supuesto de unos parámetros seguros.



Hablemos de la fonoforesis

Los ultrasonidos puede ayudar a la fonoforesis. Esto es la introducción de medicamentos recetados a través de una corriente. Así se administra el fármaco de forma más directa a los músculos localizados debajo del cabezal del ultrasonido.

Es una alternativa perfecta para aquellos pacientes en Zaragoza que no se sienten cómodos con las inyecciones. Con este método en particular, el poder de los ultrasonidos introduce la medicina desde la piel hast a lesión.

La cortisona empleada para minimizar el dolor es uno de los compuestos más comunes en la fonoforesis.

Las lesiones más adecuadas para tratar con ultrasonidos en fisioterapia son las tendinosis. Es decir, las tendinitis crónicas con degeneración (-osis).

También es ideal para la inflamación de ciertas articulaciones, por artrosis por ejemplo. Incluso en espasmos musculares después de un golpe. Al final, la mayoría de lesiones musculares y ligamentosas pueden beneficiarse de la fisioterapia con ultrasonidos.

La mastoiditis es otra patología que reacciona muy bien a esta técnica en nuestra clínica Fisioterapia-Zaragoza. Es la inflamación de la mastoides por acumulación de mocos en las celdillas óseas del temporal.




¿Cómo es el tratamiento con ultrasonidos en Fisioterapia?

Un tratamiento con ultrasonidos suele durar de 5 a 10 minutos. Es decir, es un tratamiento bastante corto. Cuando se busca mejorar la fibrosis de una cicatriz, el tiempo puede ser más largo.

Durante este tratamiento de fisioterapia, el cabezal de los ultrasonidos se mueve de forma continua. Si se deja en un mismo sitio, puede molestar. Por eso es importante desplazarlo todo el rato alrededor de la zona afectada.



¿Cómo funciona exactamente este aparato?

Dentro del cabezal de los ultrasonidos, hay unos cristales especiales. Estos vibran al encender el aparato y producen un efecto piezoeléctrico. Este mismo efecto son en sí las ondas de los ultrasonidos.

Las ondas son las causantes del movimiento del tejido subyacente al cabezal. Así se produce micro-movimientos del tejido y su recuperación.

Como ya se ha mencionado, también se produce un calentamiento en profundidad a nivel local. Sin embargo, el paciente no suele notar ningún efecto de calor durante toda la sesión.

Es a nivel profundo donde ocurre. Existen dos formas de aplicar la corriente, de manera continua o pulsada. Esta última se suele utilizar cuando la lesión es reciente y aguda.

Ya existe una inflamación reciente y no nos interesa calentar todavía más la zona. Como ves, muy importante personalizar el tratamiento.



¿Cuándo se debe evitar el ultrasonido en fisioterapia?

Las contraindicaciones de los ultrasonidos son varias. No se puede aplicar cuando el paciente tiene un implante de aluminio. Tampoco una infección reciente ni alteraciones circulatorios.

Por supuesto, no se debe utilizar en el abdomen cuando la paciente está embarazada. Es una corriente que profundiza. Los ultrasonidos no debe ser utilizado directamente sobre las distintas partes del cuerpo.

Como zonas a evitar, no se aplica directamente ni sobre la columna, ni testículos ni cráneo.

Al igual que otros aparatos médicos, la utilización debe realizarse por un profesional médico. Nuestro fisioterapeuta en Zaragoza tiene toda la formación necesario para poder utilizar los ultrasonidos de forma segura.

Asegúrate de consultar con tu fisio para que te dé su opinión acerca de este tratamiento para tu lesión. Tanto beneficios como desventajas (si las puede haber en tu caso).