Drenaje linfático en Zaragoza


El drenaje linfático en Zaragoza es un tratamiento enfocado a reducir la retención de líquidos y la congestión edematosa. Se realiza mediante maniobras suaves y rítmicas a través de un fisioterapeuta.

Esto es importante porque solo los fisios en Zaragoza que recomendamos tienen la formación suficiente para ello.

De esta forma obtener un resultado seguro y eficaz en su tratamiento. Sobre todo para patologías como el linfedema o post cirugías estéticas donde la relación entre edema linfático y cicatriz es crucial.

Por tanto la finalidad del drenaje linfático en Zaragoza es estimular la circulación linfática. De esta forma, se reduce el volumen de la retención.

Al final, esta estimulación linfática permite acelerar la eliminación de productos de desecho y toxinas de tu cuerpo. También favorecer una mejor cicatrización al reducir la tensión sobre el tejido y reducir las molestias.



El drenaje linfático en Zaragoza para el Linfedema

Se debe tener en cuenta que la composición de la linfa es un 90% agua. Por eso, la sensación al tocar la retención es de estar blandito.

Cuando la retención lleva tiempo en el linfedema, el porcentaje de agua disminuye y se van acumulando moléculas de mayor tamaño. Un ejemplo son las proteínas. De esta forma, al cabo de varias semanas de tener las piernas o los brazos hinchados, el edema o retención es más espeso y duro.

Si padeces de un problema crónico como linfedema o “piernas cansadas”, no debes esperar mucho al drenaje linfático en Zaragoza. Cuanto más esperes, más difícil es bajar la retención linfática porque se va espesando.

El drenaje linfático manual en Zaragoza también puede ayudar en la prevención de la inflamación. Sobre todo poco después de una lesión o una cirugía.

Incluso puede aumentar la actividad de tu sistema inmunológico.

Como ves son todo ventajas.




Drenaje linfático Zaragoza para piernas hinchadas/cansadas

El drenaje linfático en clínica FisioterapiaZaragoza aumenta la eficiencia del sistema linfático y vascular. Al reducir la cantidad de líquido retenido, se genera menos presión sobre la pierna (por ejemplo).

De esta forma, mejora la circulación arterial y los dolores musculares. Gracias al drenaje linfático, se consiguen expulsar células no deseables. Por eso se dice que este tratamiento aumenta las defensas de tu cuerpo.

Además, después de estas maniobras, te sentiras muy relajado/a y recuperado/a. Esto se debe a que las técnicas de drenaje son muy suaves y placenteras.


¿Para qué patologías se utiliza el drenaje linfático manual?

  • Linfedema.
  • Síntomas de ansiedad y/o depresión.
  • Desequilibrios hormonales.
  • Piernas y Brazos cansados, con mucha retención.
  • Hipersensibilidad de una zona debido una cirugía reciente.
  • Lupues Erimatoso y Fibromialgia.
  • Acumulación de grasa en forma de celulitis. Aquí se debe combinar con otros tratamientos para atacar los adipocitos.


Duración del drenaje linfático manual

La sesión de drenaje linfático manual en Zaragoza dura en torno a una hora. Todo en función de la recomendación del fisio.

En este tipo de fisioterapia en Zaragoza, se te aconsejará que es lo que más te conviene. Dependerá también de como respondas al tratamiento y la sensación que te produce.



En la primera sesión, el fisioterapeuta especialista te realizará un examen completo. En él incluimos un diagnóstico teórico donde se harán las preguntas necesarias.

Después se valorará de forma practica el estado de la retención linfática. Muy importante, el drenaje linfático en Zaragoza nunca se debe realizar en épocas de infección o fiebre.

Cabe destacar que después del tratamiento, el fisio puede aconsejarte alguna prenda de compresión.

Un ejemplo es una media compresiva o un manguito en el caso del brazo. Te ayudará proporcionándote toda la información necesaria. Cuanta más información tengas, mayor eficacia tendrán tus cuidados y el propio drenaje linfático en Zaragoza.