Capsulitis Adhesiva de hombro

El hombro congelado, también conocido como capsulitis adhesiva es una inflamación crónica de la capsula articular. Produce bastante restricción del movimiento. Inluso puede llegar a ser molesto y doloroso.

La capsulitis adhesiva de hombro se produce cuando el tejido conectivo articular se inflama. Comienza en un primer tiempo con una inflamación de la articulación y más tarde, una retracción, “la fase fría”. Es en este enfriamiento donde se produce la rígidez y limitación de movimiento.



La articulación del hombro

La articulación glenoidea del hombro es algo compleja. Esto es por que permite un gran número de movimientos. Gracias a un complejo ligamentoso que lo rodea, la cabeza humeral queda dentro de la cavidad glenoidea.

También gracias a la musculatura, estas estructuras quedan bien fijas. Sin embargo pueden alterarse debido a un gran traumatismo como una caída o golpe directo.

La capsulitis adhesiva de hombro también se llama hombro “congelado” por la retracción que conlleva. Como duele en la fase inicial, el paciente evita mover el hombro.

Con el tiempo, como no se moviliza, la capsula articular se retrae. Después, eso hace que cada vez el hombro tenga más dificultad para moverse. Es decir, se acaba “congelando” en su propia posición



Factores de riesgo en la Capsulitis adhesiva de hombro

  • Lo primero, la edad. La mayoría de casos ocurre entre los 45 y 65 años.
  • Es mas habitual en mujeres pacientes que en hombres, sin embargo no hay mucho diferencia.
  • Golpe directo en el hombro. Como se ha mencionado, los impactos directos en la articulación hacen que se produzca una inflamación en el cartilago. Esto puede ser el inicio de la Capsulitis adhesiva en el hombro.
  • Lesiones musculares y óseas que incapacitan el movimiento del hombro durante largo tiempo. Esto puede ser un desgarro del Supraespinoso. También una fractura de la clavícula o de la escápula.


Otras posibles causas de esta patología articular

  • Patología de diabetes. Aunque es un porcentaje bajo, el 15% de los pacientes con diabetes desarrollan Capsulitis.
  • Las enfermedades de origen cerebrovascular también son un factor importante en la capsulitis adhesiva. Eso ocurre porque al desencadenar una hemiplejia, por ejemplo, el hombro se queda inmóvil. Con el tiempo se retrae generando limitación.
  • Existen estudios que ven cierto relación con otras enfermedades como hipertiroidismio o enfermedad coronaria. Sin embargo, no se ha llegado a un entendimiento claro con la capsulitis adhesiva de hombro.


Etapas de la Capsulitis Adhesiva

Estas dos etapas siempre aparecen en esta enfermedad. Es muy importante respetar estos tiempos y tratarlo con Fisioterapia. Puedes pedir más información en nuestro centro especialista de Zaragoza.



Periodo caliente o de inflamación

En la etapa inicial, hablaremos de una periodo caliente. Aquí convive la inflamación con el dolor. No hay limitación todavía de movimiento en el hombro. Esta fase de la capsulitis adhesiva suele durar de 4 a 6 semanas.

Es vital mantener con fisioterapia un movimiento adecuado de la articulación. Siempre respetando la regla del no dolor.

Es decir, se deben realizar movimientos de forma controlada y sin llegar a molestar. El dolor puede intensificar la inflamación y por consiguiente, la futura retracción.



Periodo frío o de retracción

Esta es la fase más complicada de la capsulitis adhesiva. El paciente en Zaragoza debe tener paciencia y estar siempre vigilado por el fisioterapeuta. Durante las primeras semanas de este periodo, la inflamación va cediendo y la retracción va aumentando.

Es decir, el dolor va desapareciendo y ya empieza a ser notable la limitación de movimiento. Esta limitación se va a establecer de forma más estable al cabo de las 6 semanas (dentro de este periodo).

Es vital seguir con el tratamiento de fisioterapia basado en movilizar el hombro sin alcanzar el dolor. El paciente debe realizar movimientos de forma pasiva (gracias al fisio en Zaragoza).

También movimientos de hombro de forma activa (ejercicios por sí solo). Esta fase suele durar de 6 a 8 meses. En función de la rehabilitación, se llegará a conseguir una movilidad completa después de estos meses o no. Aquí te presentamos una imagen antes de una artroscopia para tratar el hombro congelado.



Muchas personas que no realizan un buen tratamiento en la capsulitis adhesiva mantienen una restricción articular permanente después de la fase fría. Es decir, de por vida.

Como puedes ver, esta patología no debe tomarse a la ligera, y es vital que estés en manos de un buen profesional.



¿De qué manera puedo saber si tengo Capsulitis adhesiva?

Al final, todo empieza por la fase caliente. Si tienes capsulitis adhesiva, empezarás a notar un dolor difuso e interno en el hombro.

Sobre todo al realizar movimientos de gran amplitud como puede ser el ejercicio de dominadas. A veces, si el dolor es muy ligero, es díficil saber por sí solo si padeces esta patología.

Es importante que acudas a un centro de fisioterapia como nuestra clínica Fisioterapia-Zaragoza. Si tienes más dudas, puedes consultarnos a través de nuestro correo